viernes, 2 de diciembre de 2011

El Año de Saeko: una ventana hacia Japón



Mucho antes de leer este libro intenté acercarme a la literatura japonesa y me pareció interesante empezar a leer a Yasunari Kawabata. Pero debo ser honesta: no pude, me aburrí, me dormí y mi mente no logró quedarse en la historia sino que divagaba así que abandoné esa lectura.
En este libro, más contemporáneo, pude apreciar la cotidianidad de la vida japonesa, la forma en que transcurren las relaciones y las vidas. El año de Saeko es una novela rica en descripciones sobre situaciones diarias como el trabajo y sus ritmos, el transporte, la comida, las costumbres durante las estaciones, las ceremonias y la misma ciudad y sus espacios. Esta novela es lenta y se dedica mucho a explorar las mentes de Saeko, y su hermana Izumi que no puede quedar embarazada. Saeko le alquila su vientre a Izumi, quien vive frustrada, amargada y se siente inútil y miserable por no poder cumplir con su función femenina. Es una novela que ve a la mujer en su más clásico papel de madre y cuidadora. Saeko queda embarazada de un bebé que no es suyo y ahí empiezan los líos pues ella se obsesiona con el bebé, con conservarlo, mientras Izumi siente envidia de su hermana por no poder sentir dentro de su vientre a su hijo.
Lo que ocurre con este embarazo es inesperado pero lo es mucho más ver cómo los personajes siguen con su vida a pesar de la dura situación. Me dio la sensación de que los japoneses son personas ceremoniosas pero que olvidan rápidamente, que no se traumatizan, sino que siguen adelante con su vida sin quedarse a darle vueltas a un asunto como hacemos acá.
Además de Saeko y su marido, e Izumi y el suyo la novela tiene un personaje interesante, marginal que es la señora Urabe. Una mujer mayor que busca incesamente a su marido en las casas vecinas y piensa que le es infiel. Me gustó ese personaje me provocó sentimientos de risa y compasión.
Es una novela interesante que me reveló otras formas posibles de asumir la vida. Unas, más tranquilas que tal vez me convendrían. Creo que también que la traducción y los pie de página con las explicaciones sobre comidas,costumbres, y celebraciones son muy importantes y están hechos con claridad. Me fascinaron las costumbres religiosas sincréticas entre el budismo, el sintoismo y prácticas paganas, los japoneses son un pueblo espiritual sin ser fanático, según lo que muestra la novela.

1 comentario:

Muñekita Cat dijo...

Hola!
Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

Saludoss!!