lunes, 7 de febrero de 2011

Negrita y feliz!!!!

Toda la vida me han dicho negra en mi casa. Mi papá, mi nana, mi mamá, todos me dicen negra no tengo lío con eso. Mi piel no es blanca así que está bien para mi. Hasta tengo un ex novio que me dice mi negra. Cuando me dicen negra o negrita tengo los mejores recuerdos. Así me decía también mi tía Aleyda. Este adejetivo no tiene ninguna connotación ofensiva para mí. Pero a pesar de ello, he tenido que soportar en solemne y sonriente silencio, que algunas personas usen este calificativo con tonillo despectivo hacia mi. No me importa, me encanta mi piel, me parece lleno de cariño que me digan negra.
Ser negrita tiene sus ventajas: el rabo, la sabrosura, la frescura, las habilidades danzísticas, una piel que envejece mejor que la de las blancas, en fin ser negrita es una chimba.

Y en coherencia con mi comodidad con mi negrura y buscando en mi vademecum musical, bastante noventero por cierto, he recorrido desde la Negra Tomasa, No le pegue a la Negra del Joe, Negrita, un bolero, una canción de 1280 Almas, la negrita de Café Tacuva, pero creo que una de mis favoritas es esta de los Elefantes
Acá les dejo la canción no el video porque los que encontré estaban malos








2 comentarios:

Cristian dijo...

A mi me pasa parecido, mi papá solía llamarme "Mi negro". Y cuando alguien utiliza el término despectivamente no sé si me da más rabia por el comentario como tal o por lo patético que es ver a un latino hablando mal de los negros. Creo que no hay cinismo mayor que ver un colombiano racista.

Mariana dijo...

Si uno por dentro siente rabia es verdad Cristian. Pero lo mejor es sentirse feliz con ser negrito además es parte de reconocer que venimos de la mezcla de la hibridez que somos un revuelto y nos hemos quedado con lo mejor. Gracias por comentar y bienvenido