lunes, 21 de enero de 2013

Hombres Salmonela en el Planeta Porno: Derroche de imaginación de Yasutaka Tsutsui

Prometí esta reseña y aquí va. Después de un duro inicio de 2012, en no sé qué mes exactamente, tuve este libro en mis manos y empecé a leerlo. No soy amante de la ciencia ficción, podría decir que hasta esta lectura, me aburría. Pero este señor japonés se ha encargado de que me interese por este tipo de lecturas y así, mi cabecita, emprenda viajes por terrenos increíbles.  Esta obra es un libro compuesto por 6 cuentos y una entrevista al autor. Es un libro corto que se puede leer rápidamente pero la verdad yo elegí dosificármelo para disfrutarlo. El primer relato, el bonsái Dabadaba es un cuento erótico que usa el recurso de la caja china para explicar los poderes de un bonsái que produce sueños eróticos a quien lo posea. Los sueños eróticos de entrelazan y revelan los verdaderos deseos de sus soñantes. 
Rumores sobre Mí es un cuento que evidencia la ridiculez de los medios de comunicación y cómo el anonimato puede ser noticia. Algo que aparece también en la última película de Woody Allen con el personaje interpretado por Roberto Benigni. Alguien que de un momento a otro es convertido en celebridad y de la misma manera vuelve a ser un oficinista cualquiera. 
El límite de la Felicidad es una historia sobre un viaje familiar a la costa que termina en tragedia. El mundo se Inclina es un cuento sobre una isla que cada día inclina porque pierde balance pues está construida sobre unos contenedores llenos de bolas de pachinko, un juego tradicional japonés. La isla entonces se va hundiendo, se inclina cada día, al gente huye, o se ahoga, mientras el autor, desde el inicio del relato hace juegos de palabras irónicos. El último fumador cuenta la historia de cómo un fumador huye para salvar su vida en medio de un mundo en el que la discriminación hacia los fumadores es cada vez mayor. 
El cuento final, que le da título a al libor, Hombres Salmonela en el Planeta Porno, es una obra maravillosa. Se trata de la historia de unos expedicionarios humanos que van al planeta Nudalia para buscar solución al problema de la única mujer de su expedición. Ella está embarazada de una planta del planeta. Así empieza la expedición por Nudalia un planeta libidinoso, erótico, sexual, y obsceno, en el que todas sus especies, vegetales y animales, pueden copular entre ellas. Tsutsui inventa una serie de criaturas como las plantas acariciantes, las algas sangrantes, el gorrión-pene, las hierbas del olvido, los hipopótamos tatami, entre las que recuerdo. En la expedición descubren como interrumpir el embarazo de la doctora, mientras que el doctor Mogamigawa sufre una inesperada transformación. Este último cuento me hizo recuperar la confianza en la ciencia ficción porque me pareció divertido, creativo y en especial verosímil y sustentable. Disfruté mucho al conocer Nudalia. 
La entrevista que finaliza el libro nos muestra al autor como un tipo con excelente sentido del humor, con mucha consciencia sobre la sociedad japonesa, sus debilidades y sus fortalezas, lo que le permite ser irónico y crítico en sus relatos.También en la entrevista, como en los relatos, son claros  los intereses del autor por el suerrealimo, el psicoanálisis y la biología.
Recomiendo este libro y además lo releería. La verdad se me presentó como un bálsamo ante un año en el que la realidad se me venía con todo. Los universos de Tsutsui me parecieron increíblemente divertidos, los disfrute mucho. Para quienes les
 guste la ciencia ficción creo que este japonés es indispensable.