miércoles, 30 de enero de 2013

La Charla con Herta Müller

Ayer en Bogotá, en el Centro Cultural Gabriel García Márquez, y con el respaldo del Instituto Goethe, asistí a escuchar una conversación entre La nobel Alemana Herta Müller y Marianne Ponsford, directora de Revista Arcadia. El auditorio estaba repleto. Me sorprendió ver llega a la señora Muller: una mujer menuda, muy delgada y bajita, muy bajita. Tenía peinado de globito e incluso de lejos, se notaban sus ojos grandes y claros. Me pareció que era una persona tímida, hasta solitaria. 
La entrevista abordó temas que fueron desde su experiencia en la dictadura Rumana, hasta el premio nobel chino Mo Yan. Por lo que dijo Müller creo que, aunque ella no quería ser escritora, la escritura la salvó, y le permitió elaborar sus experiencia en la dictadura, los interrogatorios, y el vivir bajo un régimen totalitario.
Me encantó ver a una mujer vivaz, profundamente política y coherente con sus convicciones. Al final hubo firma de libros pero ella se mostró distante, y digo de nuevo, solitaria.
Sobre las perguntas que le hizo Marianne Ponsford, a mí me pareció que ella retomó cuestiones que salieron publicadas en la entrevista que se le hizo a Müller en Arcadia("la patria, es el lenguaje"). Fue un acierto la pregunta sobre Mo Yan, lo mismo que la pregunta sobre otros grandes escritores rumanos como Cioran y Ionescu. Müller se comportó generosa con sus respuestas y su firma me impactó, perfecta como sí ya la incluyera el libro.
Un honor tener la oportunidad de escuchar a una señora como esta.Y prometo una reseña de su libro de cuentos En Tierras bajas.